5 claves para tener una tienda virtual como el e-commerce manda

La era digital ha generado cientos de oportunidades para las empresas en el mundo vitual, por lo que es común que todos los negocios quieran estar en Internet.

Aunque para algunas empresas el comercio electrónico es visto como la solución a todos sus problemas, porque consideran que es la forma más fácil de llegar a sus clientes a menor costo, e invirtiendo menos tiempo y esfuerzo que en un negocio tradicional, esto no es del todo cierto.

Puedes pasarte el día investigando en Internet cómo diseñar tu página web o dominar todas las redes sociales, pero esto no garantiza que un e-commerce tenga éxito.

El éxito de un negocio no depende de la suerte, sino del esfuerzo y de una estrategia bien diseñada con herramientas adecuadas para gestionar las actividades.

Estos son los cinco pasos clave para desarrollar una tienda virtual exitosa, tanto para la venta de productos como servicios. ¡Toma nota!

1. Vender Calidad

Ante todo tenemos que ofrecer productos o servicios de calidad, que garanticen la satisfacción del cliente después de la compra y que atraigan la atención de nuevos clientes.Es más fácil consolidar la relación con un cliente satisfecho y la fidelización, aunque menos fuerte con respecto a lo que pasa en el mercado no virtual, sigue siendo un elemento esencial incluso en el mundo digital.

2. Conocer el mercado digital

Este paso consiste en una investigación del mercado digital para saber si el producto que queremos vender se busca en las redes y con qué frecuencia. Si el producto que ofrecemos casi no se vende online, la aventura virtual requiere muchos más esfuerzos y trabajo para darlo a conocer.

Luego se pasará al análisis de los competidores, que nos permitirá establecer el precio de mercado de los bienes y servicios que representan nuestro core business; hay que tener en cuenta los precios de los principales competidores del sector antes de lanzar un ecommerce, porque para un usuario es fácil comparar los precios de un mismo producto online y elegir el mejor.

3. Usabilidad

Este tercer paso consiste en diseñar una página web sencilla e intuitiva; el portal será nuestro instrumento de trabajo y por lo tanto su empleo debe ser práctico y funcional para facilitar la experiencia del usuario. Hay que asistir al cliente a lo largo de todo el procedimiento de compra, describiendo cada etapa al detalle.

4. Asistencia calificada

Aunque a veces podamos sentir incomodidad al entrar a una tienda física y tener al vendedor pendiente de todos tus movimientos, también es difícil cuando lo necesitamos para una consulta y no está.

Este es un elemento imprescindible que no puede faltar en ningún comercio, ni físico, ni virtual: la asistencia al cliente. Éstos deben tener la posibilidad de ponerse en contacto con el personal dedicado a la solución de problemas o pedir información y ser atendido con rapidez por chat, teléfono o correo electrónico. La prontitud de la respuesta y la profesionalidad de los operadores son dos condiciones necesarias para trasmitir confianza a los clientes.

5. Web Marketing

Este último paso consiste en implementar una estrategia de marketing para darse a conocer en el mundo web. La solución principal es a través de Google. Puedes lanzar tu business con facilidad por medio de Adwords, pasando a través de la red de búsqueda, de la red de display y remarketing y de Google Shopping.

Sin embargo, debes tener en cuenta que para implementar una estrategia a largo plazo debes integrar estas operaciones con técnicas SEO, para que el portal llegue a las primeras posiciones de los resultados de búsqueda de las keywords que te interesan más.

Si aún no tienes tu comercio electrónico y quieres emprender, únete al seminario Aprende a importar de China y venderlo por Facebook. Consigue más información aquí.

¿Quieres recibir toneladas de tips en Ecommerce y Marketing digital?

Suscríbete al ECOMMERCE NEWS y recibirás noticias actualizadas de Comercio Electrónico, Innovación y mucha inspiración.

Call Now Button