Los 5 errores que no debes cometer al vender por Internet

Vender por Internet puede parecerte una tarea demasiado difícil; pero en realidad es igual que manejar un negocio tradicional a pie de calle.

Obviamente en tus inicios todo te parecerá un poco extraño si nunca antes has trabajado en esta industria. Pero una vez que adquieres los conocimientos básicos, y los pones en práctica, la venta online puede ser una actividad que te genere buenos ingresos sin salir de casa.

La red está llena de artículos, guías y vídeos gratuitos que te enseñarán a poner en marcha tu emprendimiento virtual. Y este blog, sin duda es el mejor, presta atención. 

1. No investigar si hay un mercado real

Imagina que tienes un blog de moda y quieres empezar a vender un curso en el que enseñes a fabricar tus propios calcetines. A ti puede parecerte una idea que todo el mundo compraría; pero ¿interesaría ese tema a otras personas?

Es importante que antes de lanzarte a la aventura de vender por Internet investigues si hay un mercado real que compraría lo que ofreces o no.

Una buena forma de descubrirlo es comprobar si existen competidores con esa misma oferta.

Tenemos la creencia negativa de que la competencia es mala cuando en realidad un rival empresarial nos puede dar muchas pistas de si el producto o servicio concreto tiene éxito o no, si hay un nicho para ello, e incluso nos puede servir como orientación para poner un precio mejor que el suyo.

Así que ponte a investigar; mira en foros y blogs para saber qué le interesa a la gente. Pregunta a tus amigos y familia qué les parecería esa idea para que te den su opinión honesta sobre si comprarían algo así o no.

2. Creer que cualquiera pagaría por lo que vendes

Vale, ya has descubierto en el anterior paso que sí hay un mercado interesado en lo que vas a vender. Pero ¿pagarían por ello? ¿O el precio de venta les parecerá demasiado caro?

Quizás sí les interese pero no quieren pagar por eso o bien porque en realidad es algo que no necesitan, o porque pueden encontrarlo gratis en otro lugar.

Aquí lo que te recomiendo es que hagas un pequeño estudio de mercado para comprobar la viabilidad de tu proyecto, y que no te estrelles cuando comiences tus ventas online.

3. No diferenciarte de tus competidores

Una pregunta que SIEMPRE debes hacerte, da igual el tipo de negocio que vayas a arrancar, es: ¿por qué un cliente va a comprarme a mí y no a mi competidor que vende exactamente lo mismo?

Si dos empresas venden un teléfono de la misma marca, pero una de ellas lo hace por $30 menos, ¿a quién le comprarías?

Si dos tiendas venden un mismo vestido al mismo precio, pero en la primera no te atienden bien y en la segunda sí, ¿en qué tienda comprarías el vestido?

Si en dos restaurantes tienen el mismo tipo de comida al mismo precio, pero en uno de ellos te regalan el postre comprando un menú y en el otro no, ¿a cuál de los dos irías a comer?

Ser diferente de tus competidores es una de las claves para tener éxito, y debes buscar qué aporte extra o mejor le puedes dar a tus clientes para que te compren a ti y no a otros que ofrecen lo mismo que tú.

 

4. No transmitir confianza

Si los posibles clientes o las visitas que recibes en tu blog no sienten que les estás transmitiendo confianza de algún modo, no habrá manera de que te compren.

Una buena forma de crear confianza es poner al alcance de tu posible comprador todos los métodos para contactarte posibles.

Incluye tu dirección de correo electrónico, tu teléfono o dirección en Skype para que sientan que al comprarte tienen la seguridad de llegar a ti si les surge alguna duda o un problema con tus productos.

5. No incluir testimonios o reseñas

¿Por qué alguien se va a fiar de ti y comprarte sólo porque tú le digas que eres confiable? Reconócelo: más de una vez has confiado en comprar un producto porque alguien (un amigo, un familiar) te lo ha recomendado.

Por esta razón es tan importante que si tienes un blog, página web para tus servicios, o una tienda virtual, incluyas una sección de testimonios u opiniones donde las personas que ya te han comprado puedan decir lo que piensan.

Mira por ejemplo Amazon. Tanto en sus productos como en los de otros vendedores externos incluyen un apartado al final de la página de cada producto para que la gente pueda opinar y decir qué les parece tanto el artículo como el propio servicio al cliente.

 

Ahora que ya conoces los errores que no debes cometer al iniciar tu negocio online, te invitamos a inscribirte a nuestro Programa de Especialización en Comercio Electrónico y Marketing Digital 5ta Generación. ¡No esperes más para desarrollar tus habilidades, te esperamos!.

 

 

 

¿Quieres recibir toneladas de tips en Ecommerce y Marketing digital?

Suscríbete al ECOMMERCE NEWS y recibirás noticias actualizadas de Comercio Electrónico, Innovación y mucha inspiración.

Call Now Button