Email transaccional: qué es y por qué es importante en tu e-Commerce


Estos correos formarán una parte muy importante en tu estrategia de comunicación, pues con ellos lograrás generar más confianza en la relación con tus clientes.

El email transaccional abarca cualquier mensaje que una empresa envía de manera automática a un usuario para facilitar el seguimiento de una acción concreta que éste ha realizado en su página web, que puede comprender desde el registro en un formulario hasta el abandono de un carrito de compra.

Algunos de estos emails se mandan con la finalidad de incitar a los destinatarios a llevar a cabo acciones adicionales, mientras que otros simplemente sirven para reconocer o confirmar que el proceso iniciado se ha completado de forma satisfactoria.

En este punto se da una oportunidad única para reforzar la notoriedad de marca y combinar, por ejemplo, el agradecimiento por una compra realizada con un mensaje que invita a descargar un material con contenido de valor; o que incluya un producto complementario (crosselling), una venta adicional u otro tipo de información que motive al usuario a seguir comprando.

¿Por qué es importante el email transaccional? 

La interacción que se realiza a través de este tipo de email (notificaciones y confirmaciones de pago, entregas y otro tipo de transacciones) son determinantes para los destinatarios, así que también lo son para el negocio que las emite.

Los ratios de apertura de estos emails son muy altos, en comparación con otros tipos de campañas de email. Esto se produce porque los usuarios esperan recibirlos y aceptan los mensajes que contienen.

Si la información incluida aporta valor y es oportuna, hará que los clientes tengan una experiencia de usuario inolvidable, lo que marcará una gran diferencia respecto a la competencia.

El email transaccional permite una interacción con el usuario, por lo que, en consecuencia, representa una oportunidad perfecta para reforzar tu imagen de marca. 


5 Tipos de email transaccional 

1. Emails de confirmación: son fundamentales porque le confirman al cliente que su compra se ha realizado con éxito; que se ha efectuado el pago, la transferencia o una reserva de forma satisfactoria.

2. Emails de seguimiento: en muchas ocasiones, los compradores hacen responsable al eCommerce de los problemas logísticos que puedan surgir. Por eso, aunque se cuente con un proveedor logístico, hay que hacerse responsable de los posibles problemas con la entrega del pedido.

3. Emails por problemas con el pago: el usuario muestra la confianza suficiente como para aportar sus datos de pago, por eso es importante avisarle sobre cualquier incidencia con el mismo. De no hacerlo, se esfumará para siempre.

4. Emails de venta cruzada: es completamente lícito aprovechar el momento de compra de un cliente para ofrecerle nuevos productos que le puedan interesar.

5. Emails por bajas en la lista de suscripción: igual que damos la bienvenida, también hay que enviar una última comunicación para, al menos, confirmarle el estado de la baja y agradecerle el tiempo que ha pasado siendo suscriptor.

Ahora ya sabes cómo tienes que emplear estos correos electrónicos para seguir construyendo una relación sólida y prometedora con tus consumidores. Pero…¡puedes seguir aprendiendo!. Únete a nuestro Programa de Especialización en Comercio Electrónico y Marketing Digital 6ta Generación. La oportunidad que estabas esperando para desarrollar tus habilidades y aplicarlas en una gran idea de negocio. ¡Te esperamos!.

¿Quieres recibir toneladas de tips en Ecommerce y Marketing digital?

Suscríbete al ECOMMERCE NEWS y recibirás noticias actualizadas de Comercio Electrónico, Innovación y mucha inspiración.

Call Now Button