Dime cuánto tarda tu ecommerce en cargarse, y te diré cuánto vendes

Es bien sabido, que cuando los usuarios navegan por Internet, van muy rápido. Por ende, sí tu tienda online tarda la vida entera en cargar, ten por seguro que tus usuarios te abandonarán en un abrir y cerrar de ojos para visitar otra tienda que si se preocupa por la rapidez de carga de su ecommerce. La fatal imagen del cargando el 20%, 40%, sólo te hará perder dinero. Muchas empresas se disculpan diciendo que si tienda tarda en cargar porque tienen muchas funcionalidades que ponen lenta la carga. Esto no debe ser así, ya que en lugar de tener un servidor con poco ancho de banda, lo amplias o en vez de tener un hosting compartido, pones un vps. El tema de la carga es determinante y te aconsejamos que sí tu tienda tiene ese problema, no tardes en darle solución, porque te está costando dinero. No olvides que la optimización de carga de una tienda te ayuda también en el posicionamiento de tu tienda en los buscadores.

 

Ahora, pasamos a indicar algunas recomendaciones para que optimices la carga de tu tienda online:

–          Optimiza tus imágenes: Tomar buenas prácticas en este punto, te puede reducir, de manera considerable los tiempos de respuesta, y con la misma beneficiarás al usuario con un aumento de la velocidad de carga, aumentando así su satisfacción. Por otra parte esta optimización, te beneficiará a ti también, ya que descenderá el consumo de transferencia de datos, y el espacio en el servidor. Sería bueno, que comprimas las imágenes, que elijas el formato jpeg, gif o png, que unifiques todas las imágenes en un solo documento y así sólo estarás realizando la petición a un sitio sólo y no a varios.

 

–          Imágenes escaladas: En muchas tiendas online, suelen ponerse sliders o se necesita mostrar varios formatos de una misma imagen, y para esto suelen tener dos archivos diferentes para cada tamaño, con la consecuente aumento de la carga de la página en un proceso inútil y evitable. Para solventar este problema, se utilizan unos marcadores en css y html, para realizar unas escalas de una misma imagen. Por ejemplo, tener una versión de 50×50 en miniatura de una imagen más grande de 200×200.

 

–           Almacenamiento en cache: Con esta práctica reduciremos muchísimo el tiempo de respuesta, ya que eliminaremos la enorme pérdida de tiempo, que se emplea con la ida y vuelta de las peticiones HTTP. Además, el almacenamiento en cache, nos permite reducir el ancho de banda y los costes de hosting, ya que sí reducimos carga, aumentaremos velocidad, y con la misma no tendremos que adquirir más potencia (más dinero).

 

–          Reducir tamaño de la petición: Es muy aconsejable, reducir lo máximo posible los encabezados de las solicitudes y las cookies, y así asegurarnos que la petición HTTP, coja en un solo paquete.

 

–          Comprime, cuánto puedas: La compresión de los recursos con gzip reduce considerablemente, el número de bytes enviados a través de la red. La mayoría de los navegadores modernos soportan compresión de datos para HTML, CSS y los archivos JavaScript. Esto permite que el contenido que se envía a través de la red en forma más compacta y puede reducir drásticamente el tiempo de descarga.

 

–          Retarda el análisis de JavaScript: Con el fin de cargar una página, el navegador debe analizar el contenido de todas las etiquetas, que agrega tiempo adicional para la carga de la página. Al minimizar la cantidad de código JavaScript necesario para representar a la página, y diferir el análisis de JavaScript que no sean necesarios hasta que se necesita para ser ejecutado, se puede reducir el tiempo de carga inicial de su página.

Si quieres potenciar tu Ecommerce y disparar tus ventas, únete a nuestro WORKSHOP DE INTELIGENCIA COMERCIAL EN EL COMERCIO INTERNACIONAL. ¡Te esperamos!.

 

¿Quieres recibir toneladas de tips en Ecommerce y Marketing digital?

Suscríbete al ECOMMERCE NEWS y recibirás noticias actualizadas de Comercio Electrónico, Innovación y mucha inspiración.

Call Now Button