14 errores que no debes cometer con tu primer producto digital

Cada vez son más las dudas nacen sobre la creación y la distribución de productos digitales y eso, desde algún punto de vista, es bueno. Quiere decir que poco a poco las personas se van educando sobre estos temas y entiende los grandes beneficios de los productos digitales.

Pues bien, así como hay muchas preguntas, también hay ciertos patrones equivocados que tienden a repetirse.

En el siguiente artículo, vamos a enumerar los 14 errores que debes evitar al momento de lanzar al mercado tu primer producto digital ( curso online, webinars, diplomados, etc). ¡Presta atención y toma nota!.

#1 – No tener una audiencia previa

Es decir, ya sabes. El escritor ya tiene su novela. El emprendedor ya tiene su producto. El inventor ya tiene su patente. Pero ninguno de ellos cuenta con una audiencia previa. Este hecho genera una probabilidad de fracaso muy alta. Es cierto que todos aprendemos de nuestros errores. Sin embargo hay que pensarlo dos veces cuando ay dinero de por medio.

#2 – No desarrollar el producto que espera tu audiencia

Parece algo tirado de los pelos, pero hay muchas personas con que deciden lanzar un producto digital, cometiendo el grave error de no consultar a su audiencia. Ni siquiera deberías pensar en desarrollar un producto digital que tú quieres, sino el que los consumidores esperan y necesitan.

 

#3 – Invertir en tu producto digital

Morceaux choisis (extractos) Aquí una conversación de dos mejores amigos:

  • ÉL: Pff, un libro electrónico, qué diantes es esto
  • YO:  Puedes hacer un audiobook. ¿Tienes un micrófono de calidad?
  • ÉL: Umm. Me gusta la idea. No tengo microfono.  ¿Cuánto cuesta?
  • YO: Alrededor de 250 US$
  • ÉL: ¿Qué? Ni de broma
  • YO:  Pues, también puedes hacer un curso online, con tutoriales paso a paso
  • ÉL: ¿Podría ir con mi webcam HD?
  • YO: Sí
  • ÉL: Ok, y cómo se editan los videos
  • YO: Necesitas un Software tip Camtasia, cuesta unos 250 US$ y no es fácil de usar
  • ÉL: Pff, me voy a jugar  PlayStation

Moraleja de la historia:

Empieza con lo más fácil. Un ebook en formato PDF. Luego irás complicando tus productos digitales.

 

#4 – Querer vender tu primer producto digital en vez de regalarlo

Esta también es muy buena. Nunca has creado un producto digital y peor, nunca has lanzado un producto al mercado. Pero eres valiente para pretender vender tu primera creación. Lo sentimos, pero mejor no. Nadie compra en una primera visita y de hecho, necesitas implementar el modelo del embudo para que empiecen a funcionar tus ventas online. 

Desarrolla un buen producto digital en poco tiempo, regálalo para incentivar el alta a tu newsletter. Aprende de este primer lanzamiento, y si quieres, a los 3 meses, lanza tu primer producto digital de pago. Recuerda, tus clientes no deben pagar por tu aprendizaje.

#5 – Sufrir el síndrome Wikipedia: querer abarcar una temática demasiado amplia

Ahí caen 9 de cada 10 principiantes. Comienzan con una idea y luego quieren “meterlo” todo dentro, transformando normalmente una buena intuición inicial en un producto imposible de gestionar tipo LA referencia mundial sobre una temática.

  • Lo genérico no es visible en Google
  • Lo genérico no se recomienda

Resuelve un problema real importante, aunque puedas hacerlo con un eBook de 5 páginas.

#6 – Lanzarte en una producción digna de Hollywood 12 meses de desarrollo: bien es suficiente

Este punto tiene relación con el anterior, de la incapacidad de organizarte y cerrar  un ámbito para la versión nº1 y/o de un exceso de excelencia (o de soberbia). Deja de introducir nuevas cosas / funcionalidades cada 2 días, si no, nunca vas a terminar tu producto.

Bien es suficiente.  Entrega una primera versión al mercado cuanto antes, escucha el feedback y mejora tu propuesta.

#7 – Pasarte 7 pueblos en el precio de tu producto

Obviamente, como vas a trabajar mucho para elaborar tu primer producto digital, vas a querer facturar rápido. Ya sabes cuantificar tu inversión. 

Bien, lo entiendo. ¿Pero quieres vender un Ebook a 150 dólares? No, revisa tu estrategia de precio. Todo es cuestión de valor añadido, pero aun así, si tu producto de entrada está a 150 dólares, te estás cepillando el 90% de tu mercado potencial.

Debes pensar en productos. Precios más ajustados pero volúmenes mayores.

#8 – No querer vender tu producto digital en tu blog

No digo que no debas pensar en recurrir a unos canales indirectos y que, en este caso, Amazon no sea una opción buena. Pero ten muy claro que:

  • Las ventas que hagas en tu blog te serán más rentables
  • Tus fans deben tener un sitio donde pasarlo bien contigo. Amazon es una plataforma de venta online, no de gestión de comunidad
  • Nada te impide arrastrar compradores de Amazon para que realicen sus próximas compras en tu blog

Es válido para todo tipo de productos digitales.

#9 – No anunciar el lanzamiento de tu proyecto en tu blog mucho antes

Si anuncias semanas antes tu intención de lanzar un producto digital, creas BUZZ, y el día que lo lanzas no tendrás nada que explicar, solo poner un botón de compra.

No quieres empezar a vender 3 meses después de lanzar tu producto. Sino el día del lanzamiento. Tienes que analizar muy bien este punto.

#10 – No hacer partícipe a tu audiencia de tu proyecto

Es decir, no te cuesta nada dejar elegir el título de tu curso, opinar sobre el temario inicial de tu producto y/o elegir la portada/banners de tu producto digital?

Las conversaciones generan confianza y la confianza fomenta ventas. 

 

#11 – No tener un grupo de Beta Testers

Que no se te ocurra querer cobrar a estos valientes. Te dedican tiempo, van a ayudar a mejorar tu producto y te dejan los primeros testimonios para la prueba social de tu página de venta.

Alégrate de no tener que pagarles a ellos por el tiempo que te han dedicado. ¡No seas tacaño!

 

#12 – No contar con amigos bloggers

Amigos bloggers también hay pocos. Es mejor si están en tu nicho. Pero si no, pues da igual. Todo queremos amigos. Sólo necesitas a gente Gente dispuesta a echarte una mano, a hablar de lo que estás haciendo, a dejarte un testimonio tipo Experto sobre tu producto.

Es inteligente hacerlo. Debe ser bidirecional. Elige bien tus amigos, porque si lo haces bien, siempre será un placer presentar sus productos/cursos/libros/eventos etc.

 

#13 – No montar tu red de afiliación

Tendrás que luchar cada venta una por una, aunque vas a montar un sistema automatizado. Hasta llegar a la masa critica.

Tener una red de afiliados y facilitarles el trabajo de tu producto digital es una gran forma de llegar a audiencias ajenas y captar clientes a riesgo cero. Desde luego, es uno de los secretos mejor guardados de la distribución de productos digitales.

#14 – No haber pensado en formas de expandir el ciclo de vida de tu producto digital

Es importante tener un plan de lanzamiento y ejecutarlo tal y como estaba planeado en un principio. Poner en marcha un producto digital es muy tedioso. No te vamos a mentir, pero hay un punto indiscutible y es que el éxito pasa por mucho trabajo 

Siempre ten un plan. Las ventas no caen del cielo como los bebés que vienen, como es bien sabido, en cigüeñas Express procedentes de París.

Y luego reflexiona sobre formas de alargar el ciclo de vida de tu producto digital. Cada producto que lances debería tener el potencial de montar un mini negocio en un micro nicho.  Hay vida más allá del producto digital.

Bueno, esperamos que hayas podido encontrar inspiración y guía en esta publicación. Recuerda que es posible hacer realidad tu sueño Ecommerce, sólo es cuestión de dar el primer paso. Te invitamos a unirte a nuestro Programa de Especialización en Comercio Electrónico y Marketing Digital 5ta Edición. 

¿Quieres recibir toneladas de tips en Ecommerce y Marketing digital?

Suscríbete al ECOMMERCE NEWS y recibirás noticias actualizadas de Comercio Electrónico, Innovación y mucha inspiración.

Call Now Button